Pasteleria Daisy Pastries: Ave. 34

Página 5 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5

Ir abajo

Re: Pasteleria Daisy Pastries: Ave. 34

Mensaje por Psychara Brett el Jue Jul 25, 2013 5:01 am

Martes por la tarde Inicio de su Jornada de trabajo.

La campanita de la puerta de cristal de la entrada sonó cuando ella pasó abriendo la puerta ampliamente, dejando pasar una corriente de viento ligera.

**¡Buenas tardes!**

Gritó ligeramente con una sonrisa en sus labios y algunas de las meseras le devolvieron el saludo, la música indie sonaba en el lugar que ya comenzaba a impregnarse de los aromas de café y dulce tan singular. En el lugar Ellie no mantenía pantallas solo una que pasaba de vez en cuando vídeos de paisajes o fotografías de los productos bastante bellas, Mara suponía que era para que no perdiera el lugar ese toque de un espacio donde podías ir a simplemente relajarte, un espacio tranquilo donde podías tomar un libro prestado o traer el tuyo, o disfrutar de una platica con tu familia, pareja o amigos, o inclusive… disfrutar tu soledad… Pensaba tranquila mientras caminaba entre las mesas atándose rápidamente su delantal bordado. El día había estado nublado, parecía que llovería, pero aun no se veían indicios de comenzar.

Y aunque todo el día no hablo con Takeshi, decidió que este día comenzaría a trabajar primero por ella y siendo así lo demás llegaría pronto… o eso esperaba. Pero por el momento se sentía tranquila, parecía un día nada extraordinario, fue la escuela y en sus tiempos libres fue a la biblioteca donde pidió prestados varios libros entre ellos dos de cocina y otro para bebidas, y el otro era de idioma. Los llevaba bien guardados en su mochila, la cual guardo en los locker que Ellie tenía para los trabajadores. Había llegado a la caja y estaba Abby como siempre quien notó que Mara miraba de un lado a otro. "¿Buscas a Ellie?" le dijo sonriendo, y llamó la atención de Mara quien volteo rápido hacia su compañera de trabajo y le sonrió tiernamente, asintiendo. "Ellie no esta parece ser que tuvo algo que hacer y salió, pero no te preocupes, sabes que todo ira bien." y Mara le sonrió nuevamente "Ya que casi no hay muchos clientes y los que están, ya tienen mesera designada, puedes ir ayudando en algo más o ver si la chica de las bebidas requiere ayuda, quizás aprendes uno que otro truco" le dijo guiñando el ojo amablemente para seguir con lo suyo, quien al parecer estaba haciendo cuentas de estado con la caja o algo similar. Ella solo asintió y primero comenzó a limpiar las mesas no ocupadas acomodando meticulosamente los adornos, los utensilios, el menú promocional de centro y cuando termino caminó a donde estaba su otra compañera recargándose en brazos cruzados sobre la mesilla de barra y recargo la barbilla sobre sus antebrazos. La chica le sonrió mientras hacia los pedidos y ella le devolvió la sonrisa, parecía un día bastante calmado con clientela moderada y poca quizás era por la probabilidad de lluvia o quizás simplemente un día que las personas no desearon salir mucho.

Observaba con atención como mezclaba los ingredientes y de vez en cuando pregunto cositas como "¿Qué es eso?" y amablemente le respondían mientras ella solo expresaba "ohh" pequeñas expresiones de emoción para no interrumpir mucho. Cuando en un momento le pidió que si podía ayudarla a acomodar las tazas para capuchino, ella asintió levantándose de su posición de ligero tedio y de un brinquito bajo del banco de la barra para pasar al otro lado y comenzar a limpiar la humedad de algunas de las tazas especiales y colocarlas en su repisa especial.
avatar
Psychara Brett

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 05/01/2013
Edad : 22
Localización : Reverb, Ny, USA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasteleria Daisy Pastries: Ave. 34

Mensaje por Robert Delong el Jue Jul 25, 2013 11:55 am

-Los auriculares que siempre llevaba, la música que nunca le faltaba. El viento soplaba y el cielo estaba nublado. A pesar de que se había levantado bastante tarde había tomado el tiempo necesario para limpiar toda su casa de todos sus aparatos, cables, y demás había recibido un mensaje de texto de su tío quien quizás esta noche si llegaría a casa, y probablemente se quedaría uno o dos días como era lo normal, por lo que por respeto tenía que dejar al menos la casa bastante limpia y presentable. Y ¿porqué no? aprovechando que "la buscaría" podría comprar algunas cosas para llevar y dejarlas para que su tío las recalentara. Eso sería bueno, ya que su tío siempre era bastante gentil con él, empezando en permitirle vivir en su casa como si fuera de él mismo. Las visiones que le despertaron ese día no fueron muy fuera de lo normal, no fuero algo relevante o que le impactara mucho, de hecho podría decir que solo fueron fragmentos distorsionados de diversas escenas que no podía atar bien un sentido, tal vez eso lo había mantenido menos nervioso ese día también. "El clima esta como para un café" pensó como si buscara una excusa, y sonrió con ligera travesura mientras cruzaba por una esquina para pasar a la siguiente calle que le llevaba a ese café que ya había visto varias veces pero jamás había decidido entrar. No tardo mucho en alcanzar a mirar el tablero que anunciaba el nombre del local y pudo ver que había unas pocas personas en él, platicando y fue muy rápido que le llegó el aroma de café a las narices. Cálido, que te envolvía en una atmósfera fuera de Reverb.

Se desprendió de los auriculares con una mano colgándolos en su cuello como solía hacerlo, y antes de empujar la puerta que mantenía sobre ella, con la otra se revolvió un poco los cabellos tratando de acomodarlos un poco. Agarró una gran cantidad de aire y la dejo salir lentamente, y por fin empujo la puerta haciendo que una campana de bienvenida sonara suavemente, llamando la atención de algunas personas, y no porque él fuera importante o por que hubiera hecho algo crucial. No. Simplemente, porque uno es curioso y alza la vista cuando algo suena en el lugar donde se está. Una mesera rápido se acerco a él viendo que se había quedado bastante tiempo para lo normal en la entrada - Buenas Tardes, Bienvenido, ¿puedo ayudarle en algo? ¿Algo de comer? Puedo recomendarle la especialidad del día si gusta - le dijo amablemente la chica y el sonriente como siempre negó mientras se alejaba un poco de la entrada para no estorbar el paso mientras comenzó a hablar- En realidad, buscaba a alguien en especial pero no me vendría mal un café también -agregó Robert amigable mientras tomaba asiento en la silla y mesa desocupada más cercana mientras la chica sonriente sacaba su libretita y se disponía diligente a notar - Entiendo, ¿algún café en especial? - Un capuchino estaría bien -dijo rápidamente mientras jugaba con el menú del centro y lo volvía a dejar en su lugar  y la chica asentía y antes de retirarse le preguntó - ¿Desea que llame a alguien o ayuda para encontrar a la persona que busca? - y en ese justo y preciso momento fue cuando notó la presencia de Mara en el área de bebidas y ella se giraba pues estaba de espaldas y sus miradas se cruzaron, él sonrió ampliamente amigable alzando la mano en modo de saludo y regreso la vista suavemente a la señorita quien parecía que ya había notado a quién saludaba- No te preocupes, eres muy amable, pero creo que ya la he encontrado- le dijo tranquilo y regreso la vista a Mara quien tenía sus ojos azules bonitos muy abiertos como quien no cree algo aun mirándole y el le sonrió cálidamente.-




-Cierre de Temporada 1: Capítulo Robert Delong en el café.-
avatar
Robert Delong

Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 10/02/2013
Edad : 27
Localización : Reverb, Ny, USA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasteleria Daisy Pastries: Ave. 34

Mensaje por Psychara Brett el Jue Jul 25, 2013 1:31 pm

**Oye...no parecían tantas tazas cuando me pediste el favor… (dijo bajito pero con una suave risa, dando a entender que estaba bromeando, y escucho por detrás de ella junto con el sonido de la máquina de expresos la risa de su compañera)**

Pasaba un trapito afelpado color crema al interior de una taza de manera circular repetidas veces para secarlo muy bien y así evitar que se formularan hongos o se tuviera una mala presentación. Mientras acomodaba ordenadamente cada taza que secaba con paciencia escuchaba a su compañera que mientras preparaba algunas de las bebidas que le pedían para los clientes, le contaba de los días que se aproximaban que eran muy buenos y las ventas subían. También le explico del convenio que tenían con un restaurante que eso era lo más reciente y que con ello les había estado yendo mucho que mejor, tanto que inclusive Ellie había renovado las maquinas para las bebidas; notó la emoción de su compañera de trabajo cuando le contaba aquello y Mara sonrió girándose para mirarle mientras secaba otra taza.

**¿Y ese restaurante con el convenio es de acá? (preguntó curiosa y miró como la muchacha asentía mientras hacia una figura muy bonita en la crema de un capuchino moka y le explicaba que era un restaurante muy caro y reconocido pero del área de los asiáticos y que querían postres para ampliar el menú a lo que Mara solo expreso un largo) Ohhh (guardando un poco de silencio, volvió a dejar la taza ahora ya seca y perfecta en donde estaban la demás y tomó otra de las recién lavadas que seguían húmedas para secarla mientras seguía con la platica viendo como la chica dejaba la bebida ya perfectamente preparada en la barra para que una de las chicas meseras encargada de la orden la tomara, solo dio un golpecito sobre una campanita para indicar que estaba listo un pedido.) Algún amigo de Ellie ¿quizás? que suerte (dijo sonriendo tiernamente mientras miró como su compañera negó sonriendo y agrego "No sé si ahora ya se han vuelto amigos pero fue un golpe de suerte para todos cuando él dueño apareció acá como cliente… un hombre, extraño digamos…" rió) ¿Extraño porque? (preguntó curiosa y la compañera solo agrego riendo mientras tomaba una comanda para ver que más debía preparar " No me hagas mucho caso, pero bueno, a nadie de las chicas nos dio buena espina, daba un poquito de miedo… muy frío y hasta parecía de esas películas de mafiosos" y Mara solo rió un poco.)**

Hace poco que había sonado la campanilla de la puerta, pero eso no era nada fuera de lo común, era algo que solía pasar recurrente, y puesto que en ese momento estaba apoyando en limpieza sabía que las demás chicas se encargarían del cliente. Sonriente aun por el comentario de su compañera, pensado que quizás exageraron un poquito, pues si había apoyado a Ellie así no podía ser una mala persona ¿o si?  mientras pensaba eso y sacaba el trapito afelpado del interior de la taza que secaba en el momento se giraba para dejarlo en el lugar indicado cuando subió el rostro y no dio crédito a lo que miraba. Abriendo sus ojos ampliamente y sorprendida miro a el chico de la fiesta "Robert" sentado alzando su mano saludando.

**"Oh, si vino…"**

Pensó sorprendida, realmente no esperaba que cumpliera su promesa de aparecer. Mirando como le volvía a sonreír ella dejo la taza suavemente, el trapito sobre la barra y lentamente aun desconcertada alzo la mano y le saludó lentamente.

Miró como Carly se acercaba a ella y cuando estuvo cerca sin decir nada por un momento solo le lanzó una sonrisita pícara a Mara para después decir "Te buscan…"

**Cierro Turno, de Temporada 1: Mara.**
avatar
Psychara Brett

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 05/01/2013
Edad : 22
Localización : Reverb, Ny, USA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasteleria Daisy Pastries: Ave. 34

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 5 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.