Proyecto Shroud

Ir abajo

Proyecto Shroud

Mensaje por Linnette el Vie Ene 11, 2013 5:40 am

*Seguía vestida en su ropa deportiva y descalza cuando ingresó a la compañía los agentes de menores rangos la miraban desconcertados; que importaba, era el día pautado como todas las semanas desde que estaba pequeña, de ir al área de medicina de Cruxis. Su padre había iniciado con esto, cuando descubrieron sus poderes, su padre la "vendió" prácticamente a Cruxis para salvarle la vida, pero robándosela al mismo tiempo, no pudiendo vivir como cualquier niña/adolescente/mujer normal.*

*Su padre la entrenó, de mil y un formas, para poder servirle a la compañía y su padre siendo el cientifico elite del lugar, se le concedió la petición de que solo experimentaran con ella con las vacunas ya mejor realizadas y probadas. Miles de Movers habían muerto con esta vacuna, y no porque estuviera mal, si no porque sus cuerpos no soportaba esa vacuna, una vacuna tan perfeccionada,que hasta el día de hoy solo había una mover que gracias a su genética le permitia soportar los químicos de la vacuna para aumentar su fuerza como mover, y poderla utilizar al 100%, no como todos los demás que solo conocían el 60% 80% o incluso menos, de su capacidad, y eso era todo,por el cerebro, ahi fue donde comenzó toda la idea de la creación.*

*Todos saben que el humano común no utiliza todas las capacidades de su cerebro, solo muy pocas, pues era igual con los humanos que tenian poderes, dones, o como se les quisiera llamar. Nadie podía utilizar el 100% de la capacidad de ellos, no a menos que tuvieras y soportaras las mutaciones genéticas que creaban los de Cruxis (las vacunas), las cuales funcionaban forzando las células del cerebro y todo el cuerpo, para volverlo casi una máquina para ese poder. Pero pronto se volvía como una adicción utilizar esa vacuna, y el efecto aun estaba en construcción de perfeccionar una que durara para siempre, pues la actual vacuna era temporal, era el efecto secundario, cuando no tenia la dosis de la semana, sus poderes disminuían hasta un 40% sin poder subir mas de ahí. *

*Aun estaban revisando e investigando como solucionar eso, para crear el arma perfecta. Pero pronto se les acababan los movers en quienes probar de los que tenian atrapados, muchos de sus rehenes ya habían muerto, incluso muchos de los que habían durado años de tortura y pruebas sin beneficio ni éxito murieron. Y si existían más movers que pudieran soportar la vacuna como ella, aun no lo sabían y tenían que investigarlo, por eso mismo era la cacería de rebeldes, atraparlos encerrarlos, probar con ellos las vacunas, quizas muchos morirían o casi todos, pero no les interesaba a la compañía. La frase era si moría era debil y si es debil no sirve, Linnette podía recordar la primera vez que su padre le dijo eso de pequeña cuando vio morir a un rebelde, ella era muy pequeña, una niña. Y ahora lo utilizaba como un Mantra y sentido a su vida. *

*Al igual que la vacuna para los movers, existían las de para cada distinta clase, y cada vacuna tenia su distinto grupo especial de científicos que investigaban a fondo de cada clase. Y había otras investigaciones de cosas más fuertes e incluso tan secretas que solamente los científicos elite sabían de que eran, científicos que solo hablaban con el jefe superior de Cruxis y nadie más.*

*Entonces llegó al área de medicina, dirigiéndose como una rutina hacia el mismo lugar, con la misma persona, una persona quien podría decir que fue desde la muerte de su padre, la unica mujer con quien a podido hablar, y le daba consejos, bastante sádicos por cierto, pero los cuales abrazaba y aprendía desde joven. Si su padre confiaba tanto en ella, como para delegarle que ella fuera la unica que se encargara de suministrarle la vacuna, y todas las vacunas que se realizaran, debía ser por algo; y si su padre queria que fuera como ella, elegante, inteligente, cautelosa, fria, pensaba siempre, entonces la escucharía, como si fuera su madrina, o una tía. Y en efecto ella siempre se dirigió a ella de ese modo tía y la médica siempre se lo permitió. Relativamente se llevaban bien, a cada modo que tenian cada una de ellas, frías, se demostraban su respeto. Linnette apreciaba lo que ella era, la respetaba por como era, y a ella la tenian que respetar por ser la agente elite del lugar.
Varios médicos la miraron caminar descalza, y ellas les lanzó una mirada fría, de indiferencia total y siguió caminando hasta llegar a donde estaba ella. Se sentó en una de las sillas que estaban cerca de la medica que revisaba algo, de lo cual Linnette no prestó mucha atención.*

- Ya llegué tía. A tiempo como siempre, ni un minuto más ni menos, lista para la dosis.

*Dijo con una voz sin emoción de felicidad alguna, simplemente sin sentimiento alguno, como un soldado reportándose a su base.*

- Esta misión es un fastidio. - *habló mientras la miraba de espaldas.* - Me quitará todo el tiempo libre que pude tener para que me enseñaras por fin a utilizar el bisturí, sabes que me encantaría torturar a mis próximos rebeldes con uno.

*Sonríe de medio lado de una manera maliciosa mientras se distrae mirando unos papeles en la mesa de la médica, papeles de la vacuna de mover que estaban tratando de perfeccionar.*

- Te encantará saber que creo que apesar de toda mi misión sea una actuación mia de mierda; creo que tengo a un rebelde, solo necesito corroborarlo. ¿a que soy tu mover favorita, tía? - *dijo esto ultimo con un tono burlesco, y un poco engreído.*

*Y regresa su vista hacia donde estaba la médica, y sigue esperando por ella para su dosis semanal de la vacuna del proyecto Shroud. La médica era el único contacto más alla solamente de trabajo, y ni tanto porque solo era porque le suministraba las vacunas un día y solo ese día hablaba menos de 5 minutos con ella.*


Última edición por Linnette el Lun Ene 14, 2013 4:29 am, editado 1 vez


avatar
Linnette
Admin

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 27/02/2012
Edad : 29
Localización : Ciudad Reverb, NY, EUA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Proyecto Shroud

Mensaje por Mie Yang el Vie Ene 11, 2013 6:53 am

Ya pronto se acercaba la hora de irme, pero era mas o menos como a esta hora que tenia asuntos que atender, con Linnette, esa chica era un dulce, tan entusiasta y animada, pense con sarcasmo, pero era una una muchacha saludable, a su modo cariñosa, terminaba de revisar unos documentos de los ultimos experimentos, pasando las hojas cuando senti un caminar lento, era ella, lo senti por los pasos, notablemente bajos, pero era ella, al escuchar que me llamaba tía, esboze una sonrisa para mis adentros mientras terminaba de firmar unos documentos mas, note el fastidio en su voz mientras me giraba y me sentaba frente a ella llevando conmigo una cajetilla blanca donde estaba la jeringuilla, la mire a los ojos un momento y sonriendo con siniestra paciencia dije* Para eso abra mucho tiempo linda, la tortura es aburrida, aburrida hasta que se le crea un proposito, lo unico gozable de ella es el control sobre las victimas, pero una vez tengas tiempo te enseñare como hacer la torturadora con el bisturi, es divertido, pero mejor hacerlo cuando estan sedados semiconcientes, no pueden forzejear fuertemente *dije riendo mientras escuchaba el reporte de su dia~ Oh?, un rebelde?, pues eso es bueno, esperemos que si sera, te darian mas prioridades aqui, tu eres mi mover favorita, eres agil, inteligente y especial ~dije pensando en el asenso~ todos hemos tenido mucho trabajo ultimamente, me han mandado a hacer unas investigaciones de campo, asi que tengo que ver como mierdam me parto en dos para realizar dichas asañas ~dije de mal humor, sacando la jeringuilla y llenandola mientras me levantaba e iba hacia ella, retirando el cabello de su cuello~ asi que creo que todos estamos jodidos de alguna forma, los rebeldes se han vuelto mas escurridizos, Cruxis contrata ineptos para hacer los trabajos...en fin una pila de imbeciles ~rei por lo bajo, insertando la aguja con suavidad magistral para que no molestara e inyecte nuevamente en las venas de Linnette el suero, mis ojos bajaron y se fijaron en los pies descalzos y arqueando una ceja mientras colocaba una bandita en donde habia inyectado, agrege~ Y vete a poner unos zapatos niña, podras ser una mover estrella pero sigues siendo tan humana y enfermiza como cualquier otro cristiano ~dije en tono de orden~ y lavada y aseada, que eres demasiado bella para andar como una pordiosera sucia...mi podre niña...haciendo ese tipo de trabajos!!! ~dije espantada~ creo que eso es todo linda ~dije con encanto fribolo~
avatar
Mie Yang

Mensajes : 52
Fecha de inscripción : 10/01/2013
Localización : Reverb, Ny, USA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Proyecto Shroud

Mensaje por Linnette el Vie Ene 11, 2013 11:48 pm

Escuchaba los consejos de la médica Mie Yang, una de las médicas Elite del lugar. Sonreía de medio lado con una cierta arrogancia en su mirar. A diferencia de como un hijo o un familiar le contaría a sus familiares de sus logros del día solo para tener aprobación familiar, ella no lo hacia por esa razón, ella solamente lo hacía por tener un solo momento de conversación con alguien más, y quizás con ella era a la única que le expresaba como había pasado el día, nunca de penas de amores, y esas cosas de mujeres de su edad, solamente trabajo y/o otras cuestiones básicas, consejos que una persona típica se horrorizaría de escucharla, y pensaría que ambas mujeres, una por escucharla y otra por recomendarlos estaban seriamente perturbadas. Miró como se acercaba con la aguja enorme y ella comenzaba a ayudarle a retirar su larga cabellera castaño oscura hacia un lado, las inyecciones de vacunas forzosamente tenían que inyectarse en el cuello para una mejor absorción de los compuestos químicos, de otra manera si se inyectaban en otra parte del cuerpo posiblemente solo funcionara a la mitad. Mie Yan le habló de poder ascender y tener más prioridades.

- ¿Más aun? - dijo en una exclamación dándole a entender que ella era bastante solicitada.- Si me dieran más prioridades entonces ya estaría sentada en la silla de los Ejecutivos de Cruxis. Aunque no estaría mal volverle la agente elite especial personal del presidente de Cruxis. Veo que a los médicos elite especial les dan muchas prestaciones y atenciones extras. Incluso más que a los agentes

Rié un poco al decir lo último mientras, y se sintió algo orgullosa de las palabras de su tía al respecto de ella, entonces siente el pinchazo de la aguja, su tía Mie Yang le decía lo escurridizos que se habían vuelto los rebeldes y los ineptos que estaba contratando cruxis, era cierto ya no era como antes, ahora parecía que conseguían a cualquier necesitado de trabajo que no se negara a nada y le daban un arma. Articulo un suave con tono de fastidio "si, lo se.." cuando ella termino de decir eso la pila de imbéciles que había, era enorme. Ella era muy buena médica sabía que el pinchazo no lo sentiría en ningún momento además Linnette tenia un umbral del dolor muy grande, quería decir que ella soportaba el dolor demasiado. Sintió como el líquido entraba a su cuerpo, y pronto nada. Como quien toma vitaminas instantáneas, cafeína y cajas completas de bebidas energéticas, esa era la manera de explicar como se sentía la vacuna al entrar a su cuerpo, durante las primeras horas perdía todo el sueño y duraba hasta dos días sin dormir, con bastante energía. Los demás días todo era normal, solamente que sus poderes estaban 100% al máximo.

Se puso de pie moviendo su cuello traqueteando las vértebras y estirando el cuerpo y ríe al escuchar a Mie reprendiéndole por como andaba. Mie Yang sabía perfectamente que Linnette no era para nada pobre aunque ella le gustaba esconderlo; a Mie no le gustaba para nada que ella se rebajara de esa manera.

- Gracias tía, perdón que te haya venido a visitar no presentable como te gusta que lo haga. - sonrío cuando Mie hizo aquella expresión de espanto en modo de interés a Linnette.

- Hasta pronto tía, suerte con tu proyecto de campo. Se que lo harás como siempre.


Dijo de una manera engreída y casi orgullosa y admiración de la inteligencia de Mie. Su tía "de aprecio" jamás había hablado de porque era así como es que ella era tan rencorosa y sentía tanto odio por otras personas, incluso aun más rencorosa y con más odio que la joven Linnette, ¿sería su futuro, ser como la médica? ¿acaso miraba un espejo del futuro cuando se cruzaba con ella?. Caminaba pensando y sonrió maliciosamente pensado que esperaba con ansias que si su compañero Jake se lastimaba fuera ella la médica responsable de curarlo, sería excelente venganza para ella, decirle a su tía que gracias a él se escaparon los rebeldes de aquel día. Estaba a punto de retirarse llegando a la puerta de salida del área de médicos cuando se topó ahí a dos sniffers que recién iban entrando platicando, sabía que eran sniffers pues reconocía a esos dos agentes. Y en menos de un segundo como un flash se recordó a ella misma tomando del bote de basura donde tiró sus viejos tenis, y todos se habían retirado, tomó la botella de agua que Makoto había dejado en el suelo.

-¡Ustedes dos, idiotas!

Les gritó a los sniffers que voltearon rápidamente a mirarla y se acercaron acatando la orden de su superiora. Aunque ellos se miraba que eran de mayor de edad que ella, ella era por mucho de un rango mayor que ellos.

- Necesito de ustedes, no quiero que arruinen esto porque si no.. yo misma los matare, arrancando sus extremidades con mis poderes. - decía esto mientras de una mochila desgastada negra, sacaba una botella de agua color rosa ‘como todo lo que tenia esa loca mujer' y le entrego el artículo a un sniffer de cabello rubio.

- Necesito que veas algo con este artículo, y me digas si es o no un rebelde. Tengo una ligera sospecha de que ella puede ser, la rebelde.

El sniffer hizo su truco y afirmo con un movimiento de rostro rápido, y linnette sonrió de medio lado con malicia y dijo en tono bajo "vayan por ella y traiganla con vida, no me importa las condiciones".

Dicho eso los sniffers emprendieron carrera hacia el exterior y ella caminó descalza hacia el exterior también, pero primero pasaría a los vestidores y regaderas de la compañía para cambiar de ropa con alguna que tuviera ella guardada en el armario de su oficina, ahora desgraciadamente officina compartida.

**CAMBIO DE ESCENARIO-AUN DENTRO DE LAS INSTALACIONES DE CRUXIS/CIERRA ROL**


avatar
Linnette
Admin

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 27/02/2012
Edad : 29
Localización : Ciudad Reverb, NY, EUA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Proyecto Shroud

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.